Pasta y frijoles («Pasta e fagioli»)

IMG_E0812

Esta receta es muy italiana, rústica, sencilla y con mucho sabor… pero con eso de que hay frijoles y chile de por medio, me recuerdan mucho también a mi México lindo, así que ahora sí: una receta con lo mejor de 2 mundos 😁

Tiempo estimado de preparación: 20 minutos

Para esta receta necesitas…

  • Báscula para alimentos
  • Olla grande con tapa
  • Colador
  • Cucharón
  • Licuadora

INGREDIENTES (para 2 personas):

  • 300 g de pasta corta tipo «ditaloni», «codos» o «conchas»
  • 450 g de frijoles bayos enteros en lata
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra-virgen
  • 3 cucharaditas de chile guajillo molido
  • 1 diente de ajo picado muy finamente
  • 200 g de salsa de tomate
  • 1 cucharada de sal gruesa para cocer la pasta
  • una pizca de sal
  • perejil fresco picado al gusto

PREPARACIÓN:

En la olla coloca abundante agua y tapa llevando a hervor. Apenas hierva agrega la sal gruesa y vuelve a tapar y al segundo hervor agrega la pasta y cuécela «al dente» (depende del formato de la pasta pero por lo general entre 8-10 minutos). Te aconsejo seguir siempre las indicaciones del paquete de pasta, y si es italiana, puedes tomar en cuenta el tiempo de cocción indicado o el menor tiempo posible si se indica un rango de tiempo.

Mientras cuece la pasta puedes abrir las latas de frijoles, enjuagarlos en un colador debajo del agua fría y colocar 1 taza de frijoles en la licuadora, agregar la salsa de tomate para poder licuarlos y obtener una crema lisa y homogénea. Reserva enteros los demás frijoles.

Una vez cocida la pasta, escúrrela muy bien y agrégala de nuevo a la olla donde previamente habrás puesto el aceite de oliva, el ajo y el chile molido. Mezclas bien y a fuego medio haces dorar ligeramente.

Ahora puedes agregar los frijoles enteros y mezclar muy bien, y al último agrega la crema de frijoles, apaga la llama y revuelve perfectamente, agregando una pizca de sal y el perejil fresco picado a tu gusto y sirve inmediatamente.

OJO: esta pasta va servida y consumida inmediatamente porque tiende a compactarse y se pierde su deliciosa e irresistible cremosidad de cuando está recién hecha. No es indicada para recalentarse, pero te aseguro que te calentará el alma con su INCREÍBLE sabor, así que pruébala y ya me dirás qué te pareció.

Comparte con tus amig@s

Selene Guglielmi

Selene Guglielmi

Italiana crecida en México, amante de la buena cocina y de experimentar nuevas recetas...pero no solo eso, también soy Facilitadora Mindfulness, es decir, estudié técnicas y prácticas mindfulness para nuestro bienestar integral, así que con pasión y dedicación te comparto mis recetas para alimentar tu cuerpo y tu alma. Bienvenido!!!

Deja un comentario

Tabla de contenido

Otros temas

Tal vez te guste leer sobre...