Los 5 ritos Tibetanos y el secreto de la eterna juventud

a monk wearing a red robe sitting on rock holding a bowl

Maravilloso contenido que comparte mi amiga Elvira en su blog «Los Siete Regalos Capitales». Los invito a seguir su blog y sus redes porque de verdad son textos que SUMAN. Muchas gracias!!! Namasté.

Hola, ¿qué tal la semana?,

Para esta nueva publicación os traigo un secreto de la eterna juventud y una forma saludable de recargar la energía de tu cuerpo.

Los cinco ritos tibetanos son una serie de ejercicios que, realizados de forma conjunta, encadenando un ejercicio con el siguiente hasta finalizar los cinco, ayudan a recargar nuestro organismo de vitalidad y energía.

Se trata de cinco ejercicios que, en principio, no tienen ningún tipo de contraindicación, pero por precaución si tienes algún tipo de problema de movilidad, has sido recientemente operad@, o consideras que alguno de ellos no es apto para tí te recomiendo que lo consultes con un especialista, ante cualquier duda siempre es mejor prevenir.

Los cinco ritos tibetanos conllevan la realización de 21 repeticiones de cada uno de los ejercicios, y aunque no se necesita que tengas conocimientos previos de yoga, te recomiendo que, si eres principiante o no realizas ejercicio de forma habitual, comiences por una tanta a ritmo suave de pocas repeticiones, por ejemplo cinco repeticiones de cada postura o ejercicio. Como su práctica recomendable es a diario puedes proponerte realizar, por ejemplo, 5 repeticiones durante la primera semana, ampliar a 7 repeticiones durante la siguiente, e ir aumentando poco a poco y a tu ritmo el número de repeticiones hasta llegar a las 21 requeridas para la realización correcta de los 5 ritos tibetanos.

Te recomiendo, además, que lo realices por la mañana, antes de comenzar tu jornada diaria para que esa energía y vitalidad te acompañe durante tu día. Un modo bastante eficiente de despertar tu cuerpo y tu mente con energía.

Los Siete Regalos Capitales

Desde que, en el año 1939, Peter Kelder publicase su obra «Secretos tibetanos de la eterna juventud«, en la que hablaba sobre los beneficios de practicar cinco de esos ritos (según se indica, se componen de siete ritos tibetanos), como regenerativo para el cuerpo y la mente e incluso frenar el ritmo de nuestro envejecimiento, muchas personas se afanan en su práctica, obteniendo efectos beneficiosos para su bienestar.

Los siete canales de energía

En un aspecto más profundo, nuestro cuerpo tiene siete canales de energía que, a su vez, se corresponden con las siete glándulas endocrinas, y cuyas hormonas regulan las funciones de nuestro organismo. Podríamos decir por tanto que, al realizar estos ejercicios, se produce un efecto beneficioso y directo en nuestro organismo.

Los siete canales de energía de nuestro cuerpo se centran en:

1.- Las glándulas reproductoras, también denominadas gónadas, son las encargadas de la fabricación de las hormonas sexuales, llamadas andrógenos, siendo la más importante la testosterona.

2. – El páncreas, cuyas dos funciones principales son la exocrina que facilita la digestión, y la endocrina, que se encarga de la producción de hormonas.

3.- La glándula suprarrenal, de tamaño pequeño, se encarga de fabricar hormonas esteroideas, epinefrina y norepinefrina, que ayudan a controlar la presión arterial y otras funciones importantes de nuestro organismo.

4.- El timo, se centra en la fabricación de células T, o células del sistema inmunitario.

5.- La glándula tiroides, producen las hormonas tiroideas, que controlan el ritmo de múltiples actividades de nuestro cuerpo.

6.- La glándula pineal, es responsable de la fabricación de la melatonina, que afecta a los patrones del sueño.

7.- La glándula pituitaria, se encarga de fabricar hormonas que afectan el crecimiento y las funciones de otras glándulas del cuerpo.

Según nos cuenta el autor Peter Kelder, si está en lo cierto, si la práctica de los cinco ritos tibetanos a diario restaura el equilibrio de los centros de energía y del organismo, equilibrando a su vez las hormonas, ¿cabría entonces esperar que nuestras células actuasen como cuando éramos jóvenes?.

Los ejercicios del rito tibetano

Ejercicio número 1, primer rito tibetano.

Te sitúas de pie, con tus brazos extendidos en cruz y horizontales al suelo. A continuación tienes que ir girando el tronco verticalmente y en dirección de izquierda a derecha. Te recomiendo fijar tu mirada en un punto inmóvil para poder permanecer en equilibrio y sea más fácil mantener tu centro.

Ejercicio número 2, segundo rito tibetano.

Te tumbas en tu esterilla de yoga, los brazos estirados a lo largo del cuerpo y con las palmas de las manos apoyadas en el suelo, procurando tener los dedos unidos. A continuación, levantas suavemente la cabeza hasta tocar tu pecho con la barbilla, y levantas las piernas estiradas hasta la posición vertical. Después, puedes ir bajando despacio la cabeza 6 las piernas hasta la posición inicial. Descansar unos segundos entre cada repetición.

Ejercicio número 3, tercer rito tibetano.

Te sitúas de rodillas sobre tu esterilla y mantienes el cuerpo erguido, posicionando las manos sobre los muslos por la parte trasera, e inicias el movimiento inclinando la cabeza y el cuello hacia delante, intentando tocar el pecho con la barbilla. A continuación, inclinas la cabeza y el cuello hacia atrás, acompañando el movimiento con la inclinación del tronco hacia atrás arqueando la columna, utilizando el apoyo de tus brazos. Posteriormente, vuelves poco a poco a la posición vertical y realizas las repeticiones.

Ejercicio número 4, cuarto rito tibetano.

Sentad@ con las piernas extendidas, las manos apoyadas en la esterilla a la altura de los glúteos, y desde ahí, apoyas los pies y levantas el cuerpo doblando las rodillas manteniendo el torso recto y manteniendo el apoyo en los brazos y piernas y la tensión muscular. Para finalizar, vuelves a la posición original sentad@ con suavidad y relajando la tensión muscular.

Ejercicio número 5, quinto rito tibetano.

Tumbad@ boca abajo con los brazos flexionados, apoyando las manos en la esterilla, elevas el tronco arqueando suavemente la columna hacia atrás e intenta mover la cabeza hacia atrás. Regresas a la posición de partida para realizar el siguiente movimiento alzando el cuerpo y flexionando a la altura de las caderas, apoyando manos y pies (como una V invertida), y regresar a la posición inicial nuevamente.

Los Siete Regalos Capitales

Y para finalizar y completar la información os quiero compartir un vídeo del canal de YouTube de CAMBIA TÚ, en el que podrás visualizar los ejercicios uno por uno.

¡Que lo disfrutes y te anime a poner en práctica estos ritos tibetanos!, y a sentir el bienestar de rejuvenecer!.

¡Hasta pronto gente bonita!

Si te ha gustado, por favor, agradecería que lo compartieses, me dieses tu opinión y le des al botón SEGUIR el blog, para ayudarme a seguir creciendo, muchas gracias!!.

Los Siete Regalos Capital

Referencias Bibliográficas:

■OLIMPIA. Revista de la Facultad de Cultura Física de Granma.
Vol. VIII No. 28, enero-abril 2011. ISSN: 1817-9088.RNPS:2067. olimpia@inder.cu
48
Sistema de ejercicios para mejorar las capacidades físicas en adultos mayores.
Sulia Aurora López-Álvarez. Facultad de Cultura Física. Granma-Cuba.
Yaquelin de Ávila-Martínez. Facultad de Cultura Física. Granma-Cuba.
Yusnely Peña-García. Facultad de Cultura Física. Granma-Cuba.

■ Kelder, Peter. Obra «Secretos tibetanos de la eterna juventud«.

Comparte con tus amig@s

Selene Guglielmi

Selene Guglielmi

Italiana crecida en México, amante de la buena cocina y de experimentar nuevas recetas...pero no solo eso, también soy Facilitadora Mindfulness, es decir, estudié técnicas y prácticas mindfulness para nuestro bienestar integral, así que con pasión y dedicación te comparto mis recetas para alimentar tu cuerpo y tu alma. Bienvenido!!!

4 comentarios sobre “Los 5 ritos Tibetanos y el secreto de la eterna juventud

Deja un comentario

Tabla de contenido

Otros temas

Tal vez te guste leer sobre...