«Pasticcini» (charola de postres italianos)

Hoy NO te traigo una receta, sino que te platico de una tradición muy italiana con la cual celebramos casi cualquier evento, desde un domingo familiar, hasta un cumpleaños o celebración particular como el día de la mujer, de la madre o del padre (que aquí se festeja en pocos días).

Los llamamos «pasticcini» que es un diminutivo de «pasticcio» significando pequeño postre. También se les conoce como «mignon» gracias a nuestra cercanía con la Francia en donde también son muy famosos y en cada pastelería que se respete habrá una amplia selección de todo tipo de estos pedazos de paraíso.

Estas delicias pueden ser a base de pasta choux o para bigné o de masa quebrada por ejemplo, y llevar un sinfín de ingredientes como frutas de todo tipo, crema pastelera, chocolate, pistache, merengue, pasta de almendras, crema chantilly, fruta confitada, por mencionar algunos.

Su historia en Italia al parecer se remonta a la ocupación de los árabes en Sicilia en la época medieval, con la cual se difundieron ingredientes como los dátiles, la granada, la naranja amarga, además de producción de lo que en un futuro habría sido el mazapán, los «cannoli», la «cassata» (estos últimos postres típicos sicilianos a base de ricotta y fruta confitada) y se hicieron cada vez más elaborados en toda Europa.

Fueron elaborados en los Conventos muchas de las recetas como por ejemplo las monjas de Novara (en la región de Piamonte) que crearon las galletas de Novara, «bignole» (bigné), chantilly (con base de pasta choux y crema chantilly espolvoreada de azúcar glass), «funghetti» de chocolate («honguitos», llamados así por su forma característica), baci di dama (mini sandwich de galletas semiesféricas rellenas de crema de chocolate), entre otros, y perfeccionaron los productos de la escuela francesa haciéndolos cada vez más pequeños, como diminutos bocadillos dulces.

Dependiendo del país varían en dimensiones, ingredientes principales y consistencias, como por ejemplo en Inglaterra donde la galleta utilizada era más crujiente, llamada wafer.

En Italia por lo general son muy pequeños (algunos de apenas un par de centímetros de diámetro) y se compran al kilo, servidos en una charola o bandeja de cartón que llamamos «guantiera», perfectamente envueltos en papel decorado de la pastelería y cerrado con un moño, dando así inmediatamente la imagen de un regalo, ya que es también uno de los presentes más comunes cuando somos invitados a una comida o cena.

En fin, es una manera de compartir con nuestros seres queridos, de celebrar algún evento particular o de regalar un detalle (sin duda alguna apreciado) a quien nos invita a su hogar.

Publicado por Selene Guglielmi

Italiana crecida en México, amante de la buena cocina y de experimentar nuevas recetas...pero no solo eso, también soy Facilitadora Mindfulness, es decir, estudié técnicas y prácticas mindfulness para nuestro bienestar integral, así que con pasión y dedicación te comparto mis recetas para alimentar tu cuerpo y tu alma. Bienvenido!!!

6 comentarios sobre “«Pasticcini» (charola de postres italianos)

    1. el mascarpone es un tipo de queso con el que se hace el tiramisù por ejemplo, por como lo describes imagino que te refieras a la crema de mascarpone, puede ser? es una crema con la cual se acompañan postres?

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: