Pastel de chocolate para San Valentín…sin levadura!

Enamóralo(a) con este fresco y delicioso pastel de chocolate y disfruten este San Valentín, celebrando el sentimiento más bello e importante que hace mover al mundo!

Tiempo de preparación: 1 hora y media

Para esta receta necesitas…

  • Licuadora de inmersión
  • Molde pastel a forma de corazón o redondo 20 cm
  • Espatula
  • 2 Bowls
  • Taza medidora
  • Tamizador
  • Planetaria o batidor eléctrico
  • Cuchara medidora
  • Cortador de pastel o cuchillo de sierra grande
  • Brocha para alimentos
  • Manga pastelera con duya estrella
  • Recipiente hermético para pastel

INGREDIENTES:

  • 75 g de harina
  • 50 g de maicena
  • 5 huevos a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar
  • 30 g de cocoa amarga (sin azúcar)
  • 250 ml de crema para batir
  • 150 g de fresas
  • 2 cucharadas de leche condensada
  • 250 g aprox. de frambuesas
  • Para mojar tu pastel:
  • 100 ml de licor de tu preferencia (Grand Marnier, Cherry…) y
  • 100 ml de agua – O para versión sin licor:
  • 250 ml de agua y
  • 50 g de azúcar

PREPARACIÓN:

Se baten en la planetaria (o con batidor eléctrico) por 15 minutos los huevos junto con el azúcar y la vainilla, hasta obtener un compuesto claro y muy esponjoso. A este punto, se agregan los polvos bien tamizados (harina, maicena y cocoa) y se integran usando una espátula, haciendo movimientos delicados de abajo hacia arriba, de manera que la mezcla no se desinfle.

Pre-calienta el horno a 160 C y mientras, engrasa tu molde con aceite en spray (o un poquito de mantequilla) y vierte la mezcla de chocolate. Coloca el molde en la repisa inferior y hornea por 50 minutos. OJO: NO ABRAS EL HORNO HASTA QUE EL TIEMPO DE COCCIÓN HAYA TERMINADO!

Una vez pasado este tiempo, haz la prueba del palillo de dientes y si éste sale seco, entonces puedes sacar tu pastel del horno y dejarlo enfriar sobre una rejilla.

Mientras tanto prepara tu crema de fresas: lava muy bien las fresas y licúa con la leche condensada, luego bate a punto de nieve la crema para batir y agrégala a esta mezcla poco a la vez, una primera parte mezclando muy bien para integrarlo perfectamente, el resto con movimientos delicados de abajo hacia arriba con una espátula, para no desinflarla. Colócala en la manga pastelera y reserva.

Prepara el almíbar para mojar tu pastel: si quieres puedes utilizar un licor que te guste y mezclarlo en partes iguales con agua; o si prefieres optar por una opción sin alcohol, apta para todos en casa (hasta los mas pequeños) puedes preparar un jarabe mezclando en una olla el agua con el azúcar y a fuego bajo dejar que se disuelva completamente, dejando enfriar.

Lava muy bien y seca con un trapo limpio las frambuesas.

Ahora que tu pastel está frío, córtalo horizontalmente en 2 partes iguales y moja con el almíbar o jarabe la parte inferior del pastel guardando la mitad para la parte superior.

Recubre toda la superficie de la parte inferior con mechones de crema batida y frambuesas, cubre con la segunda parte de pastel que también mojarás y decora a tu gusto con crema batida y frambuesas.

NOTA: Este pastel va consumido el mismo día, máximo al día siguiente para conservar su frescura y su sabor intactos.

Publicado por Selene Guglielmi

Italiana crecida en México, amante de la buena cocina y de experimentar nuevas recetas...pero no solo eso, también soy Facilitadora Mindfulness, es decir, estudié técnicas y prácticas mindfulness para nuestro bienestar integral, así que con pasión y dedicación te comparto mis recetas para alimentar tu cuerpo y tu alma. Bienvenido!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: