Filete a la Wellington (Filete en costra)

Tiempo estimado de preparación: 2 horas

Para esta receta necesitas…

  • Tabla para picar
  • Cuchillo afilado
  • Licuadora
  • Sartén antiadherente
  • Pinzas
  • Brocha para alimentos
  • Refractario
  • Horno

INGREDIENTES (para 4 personas):

  • 800 g de filete de res
  • 200 g de jamón de Parma o serrano
  • 400 g de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • 20 g de mantequilla
  • 6 cucharadas de aceite de oliva extra-virgen
  • 1 yema
  • 30 ml de crema
  • sal y pimienta al gusto
  • 250 g de masa quebrada (brisée)

PREPARACIÓN:

Primero que nada hay que salpimentar y masajear muy bien la carne para que adquiera sabor y luego sellarla por todos lados en una sartén con un poco de aceite (ojo a no perforar la carne para nada, así que utiliza exclusivamente unas pinzas y no tenedores o cuchillos). Tardas aproximadamente unos 20 minutos en hacer esto de manera que se comience a cocer la carne hasta el punto que prefieras (termino medio por ejemplo). Luego déjala reposar sobre una rejilla de manera que pierda sus jugos y mientras tanto prepara los champiñones limpiándolos, quitando los tallos y cortándolos en rebanadas delgadas para luego licuarlos hasta obtener un puré de hongos.

En una sartén calentar un poquito de aceite de oliva, sofríe el diente de ajo y agrega los champiñones. A llama moderada y mezclando perfectamente con un poco de sal y pimienta al gusto haz que se cuezan por unos 5-6 minutos y deja enfriar.

Extiende sobre un plano de trabajo envoltura de plástico para alimentos y apoya rebanadas de jamón a forma de cruz, en el centro coloca una generosa cantidad de crema de hongos y encima de ella pon el filete que recubrirás por todos los demás lados con el resto de crema de hongos para que quede todo perfectamente cubierto. Ahora con la ayuda del plástico puedes empaquetar tu filete recubriéndolo perfectamente con las rebanadas de jamón y cierras y envuelves con la envoltura de plástico para alimentos lo mas apretado posible. Conserva en el refrigerador por 30 minutos.

Una vez que haya pasado este tiempo sobre el plano de trabajo coloca tu masa quebrada o brisée (tiene que ser muy delgada, tipo 1-1.5 mm) y pon tu filete encima envolviéndolo completamente como si fuera un regalo y sellando todos los lados de manera que la parte del cierre quede abajo (a contacto con el plano de trabajo). Envuelve de nuevo en plástico para alimentos lo mas apretado posible y deja reposar en el refrigerador por 15 minutos.

Si te sobró un poco de masa quebrada puedes usarla para hacer rayas delgadas u otras decoraciones a tu gusto para que tu filete sea aún más bonito.

Cuece en horno precalentado a 200 C por 35 minutos después de haberlo pincelado con la yema mezclada con la crema (esto hará que la costra quede bien dorada) y perforado ligeramente la superficie de la masa con un tenedor.

Una receta perfecta para una cena especial en donde podrás impresionar a tus invitados con esta delicia.

Publicado por Selene Guglielmi

Italiana crecida en México, amante de la buena cocina y de experimentar nuevas recetas...pero no solo eso, también soy Facilitadora Mindfulness, es decir, estudié técnicas y prácticas mindfulness para nuestro bienestar integral, así que con pasión y dedicación te comparto mis recetas para alimentar tu cuerpo y tu alma. Bienvenido!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: