Crème brulée (crema quemada)

Tiempo estimado de preparación: 15 minutos + 50-60 min. de horneado

Para esta receta necesitas…

  • Horno
  • Olla pequeña
  • Bowl o recipiente donde mezclar
  • Cucharón de madera
  • Tamizador
  • Refractario
  • 4 refractarios pequeños para porción individual – aptos para horno (aprox. diámetro 5-6 cm)
  • Flambeador o encendedor tipo soplete

INGREDIENTES (para 4 porciones):

  • 4 yemas
  • 250 ml. de crema fresca
  • 62.5 ml. de leche
  • 65 g. de azúcar
  • 1 vaina de vainilla o 1 cucharada de extracto de vainilla
  • azúcar morena para la superficie

PREPARACIÓN:

Prende el horno a 180 C para que se vaya calentando.

Pon en la olla la leche, la crema fresca y la vainilla y llévala a hervor.

Mientras tanto, pon las yemas y el azúcar en un recipiente donde mezclarás delicadamente con un cucharón de madera para no batir o formar espuma. Cuando la leche haya hervido apaga la llama, elimina la vaina de vainilla si la usaste, y vierte lentamente chorrito a chorrito en la mezcla de yemas y azúcar, mezclando continuamente hasta obtener una mezcla homogénea.

Ahora puedes pasar la mezcla obtenida en los pequeños refractarios (donde servirás directamente tu postre) y poner todos las porciones individuales adentro del refractario grande. Ahora pon a hervir un poco de agua y llena el refractario grande para que llegue a cubrir 1/3 de los pequeños recipientes (OJO: sin que el agua salpique las cremas!).

Hornea por 50-60 minutos (depende de tu horno) – sabrás que están listas cuando veas que la superficie sea compacta y dorada. En ese momento puedes extraerlas del horno con mucho cuidado para no quemarte, y utilizando unos guantes o agarraderas de cocina, sacar las cremas del recipiente con agua y dejarlas entibiar un poco (bastan unos 10 minutos)… y el toque final… espolvorea toda la superficie de cada crema con una capa generosa de azúcar morena y diviértete con el flambeador o encendedor tipo soplete, para obtener un delicioso caramelo que endurecerá y será esa perfecta costra crujiente antes de llegar a una suntuosa crema. * Recuerda que el caramelo no debe oscurecer demasiado o se quemará, así que hazlo poco a la vez.

Publicado por Selene Guglielmi

Italiana crecida en México, amante de la buena cocina y de experimentar nuevas recetas...pero no solo eso, también soy Facilitadora Mindfulness, es decir, estudié técnicas y prácticas mindfulness para nuestro bienestar integral, así que con pasión y dedicación te comparto mis recetas para alimentar tu cuerpo y tu alma. Bienvenido!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: